Los 4 errores que la gente comete con el dinero.

Por: Washington Capital
INTERÉS 2017-06-19 Los 4 errores que la gente comete con el dinero.

¿Cuánto te cuesta vivir? Si no sabes la respuesta, podrías estar en camino a un desastre financiero. Si no hoy, pronto, advierte Kevin O’Leary.

Cuando se trata de su propio dinero, este famoso participante de Shark Tank Estados Unidos sabe que la atención a los detalles es indispensable. Cuando era niño guardaba una parte de cada dólar que recibía por trabajo o regalos. Todavía hoy, el multimillonario de los fondos mutuos de 61 años sigue con esta práctica. 

1. Gastar dinero en cosas que no vas a usar

La mayoría de las personas compran cosas que no van a usar. Esto afecta hombres y mujeres por igual, especialmente cuando se trata de ropa.

La solución: Invertir en ropa de alta calidad y, de hecho, usarla. Si vas a comprar ropa y accesorios de moda, asegúrate de que sean cosas que tengan un estilo a prueba del tiempo, que tengan un alto valor y que te guste pensar en ellas.

2. No conocer tus gastos mensuales

Incluso personas muy ricas no saben a cuanto asciende su gasto mensual. Sin importar si se trata de solteros, casados, padres solteros o cualquier otra cosa, la mayoría de las personas no sabe cuánto les cuesta vivir 30 días. Eso es vivir en riesgo

La solución: Calcula el costo de tu vida y haz un presupuesto. Escribe todo, captúralos hasta el más mínimo centavo en un periodo de 90 días. Luego haz un presupuesto y apégate a él.

3. Gastar más de lo que ganas

No saber cuánto ganas y cuánto gastas te pone en riesgo, te congela financieramente. Muchas veces verás que gastas más de lo que ingresas.

La solución: Apriétate el cinturón y hazlo ya. Ajusta tu estilo de vida porque el sobregasto puede llegar a ser tan costoso que terminan enterrándote.

4. Acumular deudas en diversas tarjetas de crédito

Bajo ninguna circunstancia es bueno tener una sola deuda de este tipo, mucho menos varias a menos que puedas liquidarlas a final de mes. Incluso entonces, mejor evítalas.

La solución: Deshazte de esas tarjetas para siempre. Paga tus tarjetas de crédito y luego corta los plásticos. No te arrepentirás.

- Compártelo con tus amigos -